La inflación es un fenómeno monetario

 La inflación es un fenómeno estrictamente monetario. Es una forma solapada de gravar los ahorros de la población, y afecta más a la clase media-baja (por lo que, de cierto modo, actúa como una transferencia de riqueza hacia las clases más ricas; como un impuesto regresivo que castiga más a los más pobres).
Aunque la percepción generalizada es la de que todo se hace más caro, en realidad lo que ha ocurrido es que la moneda se ha hecho más barata.
Además de las consecuencias obvias, como la pérdida de poder adquisitivo, la inflación desincentiva el ahorro.
Como siempre, el gran culpable de la inflación es el Estado.

Leave a Reply